Simplemente Samoa

Experimentando el primer viaje dentro del viaje… Hace un Año que estoy en Nueva Zelandia, país del que me enamore muy rápido y donde la familia se comienza a extrañar cada día más. No recuerdo si  lo comente pero en mi familia nos une una pasión, VIAJAR, y toda oportunidad es buena para hacerlo.

Después de muchos besos y abrazos, de ponernos al día, emprendimos el viaje. Primera parada Samoa. Muchos me preguntaron acerca de Samoa, es un país que no se conoce, pero que vale la pena saber de Él. Un amor de verano de esos que no te olvidas jamás y que siempre tenés ganas de volver para sentir ese abrazo caluroso.

Samoa forma parte de las islas del pacifico. Cuenta con dos Islas principales Opolu y Savai´i y cuatro islas más pequeñas, su capital es Apia y allí es donde llegamos.

El tiempo de Samoa es cálido y tropical durante todo el año, con dos estaciones distintas – la estación seca que va de mayo a octubre y la temporada de lluvias de noviembre a abril. Obviamente la más económica para viajar es la temporada húmeda y en la que yo decidí hacer el viaje.

Abren las puertas del avión y el calor te invita a pasar. Así como el calor nos capturo por completo también lo hicieron los taxistas. Personajes importantes en un viaje por Samoa.

market

 

La primera noche teníamos reserva en un motel en la capital donde todos me dijeron que no perdiera el tiempo, en total pase tres noches. El motel quedaba en frente del Fugalei Market y al lado de un salvador lugar de comida para llevar que nos sacó el hambre de un vuelo en el que solo sentimos el olor de la comida pasar por el pasillo.  En la mañana cruzamos al Market en el cual se podía encontrar desde frutas hasta vestidos, pasando por suvenires y pescado.

 

La caminata por las calles de Apia hasta llegar al information centre, fue dura. Creo que fueron 6 cuadras de caminata por la vereda que daba sombra pero con el calor, el sol y el mar de costado sentí que fueron 25. Estuvimos toda la mañana en el Samoa Cultural village, para mí una de las paradas obligatorias. Donde pudimos conocer en profundidad las costumbres del país. Nos mostraron como es su tradicional comida bajo tierra y piedras calientes, llamada Umu y luego de ayudarnos a armar nuestros platos de hojas de palmera para servir la comida. Pudimos ver frente a nosotros como tatuaban a un hombre. Escuchar su música, ver sus bailes y sentirte como en casa compartiendo una hermosa comida típica.

Cultural Village Comida Tipica copia

Seguro están pensando cuanto habrá salido eso… nada, es una demostración cultural para darse a conocer y solo piden una donación a voluntad. Según la temporada cambian los horarios (lo que sí es seguro, que es temprano, por la mañana) y así que es mejor consultar al llegar en el information centre del aeropuerto para agregarlo a la lista.

Frente, la catedral de Apia, hermosa y la primera de la lista entre las miles que cruzamos por todo el camino.

DCIM100GOPROG0424494. iglesia1

Esa mañana tuve mi primer encuentro con el mundo del snorkel, Palolo Deep, Marine reserve. Al que se puede llegar caminando desde el centro de la ciudad. Pagamos nuestra entrada y disfrutamos de una tarde de cocos, hamacas y peces!

NOTA: A tener en cuenta todos los lugares que quieras conocer menos el Samoa Cultural village son pagos, incluidas las visitas a las playas. Cada familia se ocupa de administrar su espacio y es uno de sus ingresos principales. Siempre es conveniente preguntar a las personas que cruces por el camino, el que menos te esperes es el que cobra la entrada. Estamos hablando de 5 a 20 talas por persona según la actividad, y sí, hay que regatear para llegar a buen precio en los lugares más caros como las waterfall o el canopy. Otros lugares tienen un cartel con el precio en esos solo pagamos el importe.

 

calle3

 

El recorrido decidimos hacerlo en auto porque no es tan caro y entre unos cuantos es más fácil de pagar. Caía la tarde y teníamos que llegar a nuestro primer destino Lalomanu. Para eso tuvimos que atravesar montañas, pueblos y selva.

 

ADVERTENCIA CONDUCTORES !! ,  La gente vive al costado de las rutas no hay veredas y caminan por los costados. Los chanchos cruzan las calles sin pedir permiso. Por las tardes cuando cae el sol las mujeres y los niños salen a arreglar sus jardines, Aire fresco, plantas y unos cuantos saludos a los visitantes.  Dando vuelta la mano y moviendo los dedos como si los estuvieran cerrando uno por uno, así se hacen notar entre las plantas y flores de hermosos colores.

Calle2 Calle1 calle

Y llego la hora de ir a dormir, en Samoa te podes alojar en resort, hoteles 5 estrellas, que no estaban en nuestro presupuesto, o la otra forma de alojamiento muy común y típica en el país son Los FALES. Todas las casa de familia tienen un fale abierto en el frente donde con una tele y un buen equipo de música pueden pasar las terribles horas de calor tirados sobre el piso frio, como no tiene paredes el viento recorre su interior refrescando al máximo posible.

Los fales dedicados al turismo están ubicados frente al mar. El lugar donde ir a dormir se convierte en una aventura!! Solo encontrás la cama o solo un colchon con mosquitero, una luz y unas cortinas de coco que se pueden bajar en caso de lluvia, pero créanme que no dan ganas de hacerlo. Sin mucho lujo pero con la mejor vista. Dicen que el ruido a agua relaja y cuando dormís a orillas del mar es fácil de comprobar.

Fale

En este tipo de alojamiento están incluidos el desayuno y la cena, así que si pensás en unas vacaciones, esto es especial. Nosotros aprovechábamos y después del desayuno salíamos a recorrer, con el mate y alguno de los panes deliciosos que conseguíamos en los mercaditos de la ruta estábamos perfectos para llegar a la cena. Pasamos dos hermosas noches en Taufa Beach Fales  rodeadas de linda gente, comida excelente y una atención increíble.

atardecerlalomanu

La playa de Lalomanu es, de las que yo visite en Samoa, una de las que más me gusto y la más cómoda para disfrutar, ya que en las otras hay mucho coral y se hace difícil el ingreso. Disfrute de ese mar como en años no lo hacía, tome sol y agua de coco como nunca había hecho!

 

 

Entre la maravillas que conocí, el To Sua Ocean Trench (Precio $20 talas) fue lo que se llevó todo mi asombro. Es un cenote que está ubicado a unos metros del mar, para los que no saben lo que es un cenote, como yo hasta que llegue ahí, es un agujero o pileta  en el medio de la tierra conectado subterráneamente con el mar en este caso. Es algo increíble, y si tienes miedo a las alturas déjala arriba y no te pierdas ese hermoso paraíso subterráneo. Para acceder hay una enorme escalera y al final una pileta de agua transparente de la que no pude salir por unas cuantas horas. Me llamo mucho la atención como estaba conectado mediante túneles con el mar, hasta que encontré por donde el agua entraba y salía, Intente filmarlo pero la corriente era muy fuerte y tenía miedo de terminar del otro lado y quién sabe dónde seria eso… Se nos largó la lluvia, corrimos por el parque hasta llegar al auto, los Fales estaban abiertos y dormir en un colchón mojado por más calor que haga no parecía buena idea.

Tosua

Almuerzo de película, imaginen este escenario. Un fale sobre el mar, playa paradisiaca, Calor y unas pizas con camarones. En la playa donde se filmó Return to the Paradise de 1953, ahora hay un Resort donde pagando la entrada podes ocupar el dinero de lo que sale el ingreso para consumiciones en el bar. Ese mismo día y muy cerca del resort esta la Savaia Marine Biodiversity Project donde se protegen las especies marinas de la zona. Cuando dije que las personas que cobran pueden ser las que menos te esperas me refería a esto, la familia que se ocupa de este lugar estaba durmiendo en uno de los fales frente a la playa, pasamos tres veces porque no veíamos a nadie pero cuando nos acercamos caminando enseguida nos vinieron a hablar. Nos ofrecieron un kayak para ir hasta el centro de la zona vallada pero no lo aceptamos y comenzamos a nadar. Nunca pensé ver algo tan grande, las giant clamshell estaban en cajones sobre el fondo, era tan grandes como imaginen y más. Se me fue el cansancio y nadé lo más profundo que pude para verlas de cerca, su boca era como mi antebrazo y sus colores increíbles. Al pasar mi mano por encima su boca se cerraba en un segundo, volví con las dos manos y todos mis deditos pero en un momento sentí que les pase demasiado cerca.

calle domingo

 

Era domingo, teníamos que cruzar en el ferry a Savai´i y no sabíamos que era un día tan importante para ellos. Los domingos de misa son especial y la gente es mucho más generosa en esos días, me contó un grupo de misioneros que se alojaba con nosotros. Por las calles todos de blanco, las iglesias llenas y nosotros no teníamos los horarios de cruce. Recién una hora antes del viaje abren las boleterías y solo en ese momento se pueden comprar pasajes.Yo ya había viajado en el ferry que cruza de la isla norte a la sur en Nz y la verdad que ya sabía que no es lo mío.

 

Al llegar no teníamos muy claro dónde íbamos a dormir esa noche, ni para qué lado de la isla arrancar. Los colectivos estaban todos parados en la estación del ferri pero como no teníamos destino no podíamos tomar ninguno. Preferimos buscar un auto en esta isla también. Era domingo, estaba todo cerrado y un amigo taxista se aprovechó de que no lo sabíamos. Nos tapamos lo más que pudimos del sol y comenzamos a caminar. Hasta que paró un señor vestido de blanco, llevaba a sus 4 hijos. Freno y nos preguntó si estábamos perdidos, si queríamos nos alcanzaba hasta algún lugar.

Los fales que estaban marcados en el mapa no tenían disponibilidad para esa noche por un casamiento que se había festejado el sábado, asique tuvimos que caminar hasta el fale siguiente para pasar la noche. Nos costó llegar hasta Joelan Beach Fales  pero era Domingo y como agradecimiento nos regalaron un generoso almuerzo.

Lavalava

La misma señora que nos ofreció el almuerzo y negocio el precio se sentó a la mesa con nosotros, con un abanico se hacía viento y espantaba las moscas de nuestra comida. Una señora muy simpática que me inspiró confianza para preguntarle si me enseñaba a usar mi Lava-lava. Desde que llegué a Samoa me llamó la atención una especie de pollera que utilizaban hombres y mujeres. Una tela rectangular muy colorida, que cubre sus piernas desde la cintura. Uno nombra las cosas por lo que conoce, pero siempre se aprenden cosas nuevas en el viaje. Me paro en frente suyo y con dos movimientos me envolvió en la tela. No pude ver que era lo que hacía asique le pedí que me explicara más despacio. Este para acá, este para allá y listo. El Almuerzo servido y la playa de fondo, no dure más de 5 minutos con mi Lava-lava, me moría del calor.

Para buscar el auto teníamos que volver a la ciudad y que mejor oportunidad de viajar en la fiesta samoana, “Los colectivos” estos  son súper económicos y lo más fiestero que se puede encontrar. Todos los colectivos parecen estar hechos con el mismo concepto de los fales, no tienen ventanas, solo el esqueleto para sostener el techo y la música, pero Versiones Samoanas, distinguimos el Piky piky Samoano una versión muy entretenida. La gente viaja sentada en unos asientos de madera y si no quedan más lugar se sientan en la falda de algún pasajero. Se comenzó a escuchar la música de lejos y la señora del fale salió corriendo para que nos podamos subir. Todos parecen disfrutar del viaje, colores plumas y música, parece un carnaval.

Cascada

Ya en el auto seguimos hasta Manase donde en Tanu Beach Fales nos encontramos con Camila, mi prima, otra viajera que andaba de paseo por Samoa y con ellos llego una pareja de amigos también argentinos. Sin querer terminamos viajando los últimos días en grupo, charlando, disfrutando y jugando mucho a las cartas.

Pasamos una espectacular tarde de playa en Falealupo, haciendo snorkel con los corales que te rosaban la panza, conocimos una de las pocas cascadas que se puede ver desde cerca, Afu Auu waterfall, donde nos sumergimos y nadamos hasta un hidromasaje natural, terminamos empapamos en los Alofaaga Blowholes, túneles subterráneos creados por la lava donde se pueden ver columnas de agua que genera la misma presión de las olas.

Pasamos un atardecer en Satuiatua Beach Fales  de los que no se olvidan. Nos habían tocado días nublados y de ese lado de la isla es donde se ve el sol esconderse en el mar.

                                      Atardecer1 AtardecerEse día el viento sopló a nuestro favor y nos regaló algo único. Me senté con la cámara en la playa y dejé que pasaran los minutos. Creo que muy pocas veces ví el sol desaparecer con tanta tranquilidad, él y yo, estábamos conectados a la distancia. La serenidad de sus colores reflejando en el agua dejaron una paleta de color guardada en mi memoria. El sol nos deja por unas horas y lo hace como si todos esos días fuesen el último, regalando sus mejores colores. Sólo hay que estar en el momento y lugar justo para poder apreciarlo…

Después de todo comprendí lo que querías que guarde para mí.

Agua de coco

 

Hermoso fue recorrer tus islas, conocer tu gente y en especial dejarme aprender de tu SIMPLEZA… Una huellita que me dejó el Pacífico y le estoy muy agradecida!

 

.-Daniela

 

 

5 Replies to “Simplemente Samoa”

  1. Recorriendo la vista por las palabras sentí la calidez de los lugares y la gente que conocieron. GRACIAS !!!
    El Padrino

  2. Me encanto tu blog!! Encuentro genial la descripcion de Samoa, las islita paradisiaca, la gente y los colores, espero pronto poder conocer. La calida polinesia.

    1. Hola Alin, Ojala algún día puedas visitar Samoa, es un lugar increíble! También podes seguir mi viaje por facebook e instagram @cartasdeunaviajera
      Buenos viajes!

  3. Que lindo! Mi sueño también es visitar Tokelau y Nauru! Aunque Tokelau es más difícil por la dificultad para llegar!

    1. Brenda! si la verdad que son lugares que por lo general no se llega con un solo vuelo, yo estoy en Nueva Zelanda y desde aquí llegan a bastantes islas.
      Buenos viajes!!

      Te espero por facebook https://www.facebook.com/cartasdeunaviajera/
      instagram https://www.instagram.com/cartasdeunaviajera/

Deja un comentario