Métodos de subsistencia.

Un viajero espera, ahorra y da el zarpazo cuando ve la oportunidad. Viajar por largo tiempo es una de mis metas, no muy lejanas, eso espero. Pero para la subsistencia necesitamos recargar energía de alguna manera.Y así surge la búsqueda de los métodos necesarios para ello. Un viajero quiere salir, conocer y disfrutar con cada nuevo lugar. Agarrar la ruta ya nos hace sentir plenos, el ánimo se acomoda y comenzamos a conectar con el instinto que tanto nos gusta reconocer en nosotros, el viajero en ruta.
Amantes de la incertidumbre y abominantes de la quietud.
Viajeros, escapistas o como quiera que se nos nombre, buscamos lo que nos hace feliz.
Una de las cosas que suelo hacer para apaciguar ansias viajeras, es salir sin previo anunció y con destino casi indefinido, por unos días, al menos. Estos dias Terminan por ser experiencias que me mantienen, dan fuerza y empujan a seguir con el objetivo, Me demuestran q realmente es el estado en el que quiero permanecer, que de esa manera soy feliz. Suelen llamar a este tipo de viajes escapadas pero más bien son descansos. si, como los de la escalera, paras a respirar, tomás fuerza, mirar hacia adelante y seguís el camino. Yo escapó nada más que de esa Daniela rutinaria que trabaja en una oficina y llena su corazón de ilusiones, todo para convertirse en la viajera con ánimos de aventura y curiosidad por lo nuevo.

post 10
Otra de mis técnicas de serenidad en la estaticidad de la ciudad es recorrer los lugares conocidos mirándolos con otros ojos, buscando aquello que me sorprenda y genere algo distinto en mi. Probaron mirar hacia arriba cuando caminan por la calle?
Así uno, con el objetivo en mente, no pierde la cordura. No es nada fácil decirle a un ave que detenga su vuelo!


-.Daniela

Deja un comentario